CALZADO PARA CARRERA-RUNNING

 

 

La carrera es uno de los gestos deportivos básicos que forma parte de casi todos los deportes. Correr, rodar, “dar unas vueltas” es una de las actividades más comunes en la preparación física de cualquier deportista, incluso de los ajedrecistas.

 

El calzado para la carrera es uno de los que más ha evolucionado tecnológicamente. Se considera que las aportaciones biomecánicas en su diseño son determinantes, dado el incremento de cargas que el cuerpo tiene que soportar durante los impactos repetitivos en distancias largas.

111

 

 

Sin embargo, últimamente han aparecido algunos artículos científicos que demuestran que tal protección a largo plazo, lo que llamamos prevención, no es tal sino que incluso podría haber una relación con procesos de tipo degenerativo sobre todo relacionados con la rodilla. 

 

Lo que ha favorecido a que nuevos tipos de calzado aparezcan los llamados “Minimalistas”  que permiten que el pie mantenga su capacidad natural de adaptabilidad a la superficie irregular a través de su propia musculatura, lo que además potenciará los mecanismos de amortiguación y propiocepción de todo el cuerpo.

 

Este tipo de calzado elimina todos aquellos elementos que aprioris desde la biomecánica de la carrera se habían introducido para ayudar y/o proteger al corredor de las fuerzas actuantes en la interface Pie/Suelo.

Así, parece que volvamos al principio.

 

Dualidad del Calzado; Tradicional/ Minimalista

 

112

Parece que volvemos a los orígenes del hombre, el Autrolophitecus que caminaba bípedo y descalzo sobre la sabana Africana, tal como los demuestran la pista de huellas de Laetoli  (Tanzania).

 

La modalidad del Barefoot Running , correr descalzo buscando la sesación de libertad que da el pie descalzo o minimamente protegido, liberado los elementos de sobreprotección del calzado de running tradicional, es toda una filosofía de vida.

 

Desde el punto de vista del podólogo deportivo el hecho de que exista tal variedad de calzado no es más que una necesidad y a la vez una ventaja,  la cual utilizamos como un elemento más a la hora de tratar al paciente, para nosotros es como una prescripción de un farmaco en una determinada dolencia, sin olvidarnos de los otros factores que predisponen a tener la lesión (la mayoría de veces es multifactorial). 

 

Pensemos que el calzado es algo estandar (misma forma; pie derecho / pie izquierdo) y  que no existen dos pies iguales ni en la misma persona, de hecho el hemicuerpo derecho es distinto al izquierdo lo cual resulta  una buena estrategia el día que molesta un pie por un problema biomecánico no molesta el otro y podemos desplazar la carga de nuestro cuerpo dando tiempo a solucionar la lesión, cuidado  no por mucho tiempo, es diferente pero primo hermano.

 

La finalidad del calzado será optimizar la relación del pie respecto del suelo, en cuanto a amortiguación, adaptación y adherencia. Además de distribuir los puntos focales de presión en toda la superficie del pie.

 

 

Copyright © Jose A. Macón Hernangómez

 

Inici de sessió d'usuari

Cube3D

Per aturar el cub, feu click a sobre